Con ADESA, las ventas internacionales son mucho más fáciles. Usted hace la transacción con nosotros y luego nos ocupamos de la logística y la gestión. Eso tiene varios beneficios:

  • Usted accede a compradores internacionales sin complicaciones transfronterizas. Como usted nos vende directamente a nosotros, sólo participa en una venta local. Nosotros nos encargamos de los requisitos del IVA y de la logística de entrega del vehículo al comprador internacional.
  • Usted accede a los mercados de vehículos “invendibles”. Encontramos compradores para los coches que no puede vender en su propio país, por ejemplo, los coches diésel pesados.