No, usted le vende el vehículo directamente a ADESA, que a su vez se lo vende al comprador. De esta manera garantizamos el pago y una gestión sin complicaciones. Además, nos ocupamos de todo lo relacionado con el IVA y los trámites de exportación.